Follow by Email

viernes, 8 de octubre de 2010

Para vivir

Para vivir, dijo:

Hay que vestirse de tejas y ser oleaje de fugaces escondites

Hay que nombrar ráfagas
gemidos y escuchar el canto de los crucifijos

Para vivir, repitió
hay que cerrar los puños y estremecer cerrojos
mientras presume el luto ante la estocada.

No hay comentarios: