Follow by Email

domingo, 9 de marzo de 2014

Qui habet aures audiendi, audiat. (quién tenga oidos, que oiga)


Qui habet aures audiendi, audiat.
(Quién tenga oídos, que oiga.)

 Cari amici mei: Salvete. (Estimados amigos míos: hola) Definitivamente una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, ha sido estudiar una Lengua Clásica. Hablo específicamente del Latín, la lengua que se hablaba en la Antigua Roma, en la Edad Media y la Edad Moderna, llegando incluso a la Edad Contemporánea, pues se mantuvo como lengua científica hasta el siglo XIX y se mantiene como el idioma oficial del Vaticano.

Qué curioso, siempre escuchamos decir que el “Latín está muerto, o que es una lengua muerta” y muchos asumen que por tal condición ya no me sirve para nada. Lo que no nos explican o, a lo mejor no escudriñamos  es, que su condición de “muerta” es simple y sencillamente porque es exacta y ya no evolucionará. Y en esa medida está su grandeza y su esencia.  Por esa exactitud es que usted y yo hoy día hacemos uso de muchos vocablos que vienen del Latín, por lo tanto me sirve y me atrevo a decir que está más viva que nunca. Expresiones latinas como: Alma mater. Madre que alimenta (Institución que vela por algo o por alguien, a veces referido a la patria o a la universidad.) Alter ego. Otro yo (2da. Personalidad de alguien.) Auditórium. Lugar para escuchar. (Sala destinada a conciertos, recitales, conferencias.) In extremis. En los últimos momentos. (O en situación peligrosa.) Honoris causa. Por honor. (Título universitario honorífico dados a personalidades sin ser doctos en la materia. In situ. En el sitio. (En el momento.) Vox populi. Voz del pueblo. (Usado también para indicar un rumor popular.) Memorandum. Lo que debe ser recordado. (Nota, informe de las cosas importantes.) Patres patreiae. Padres de la patria. (Miembros de la cámara legislativa.) Sine qua non. Condición sin la que no, algún elemento absolutamente necesario para que algo se haga. Carpe diem. Cosecha el día. (Aprovecha tu tiempo o disfruta el tiempo.) Casus belli. Un motivo de guerra. (Declaración de guerra.) Accesit. Se acercó. (En concursos para premiar al que ha estado muy cerca.) Alias. De otra forma. (Otro nombre para llamar a alguien.) Curriculumvitae. Carrera de vida. (Documento que refleja la carrera profesional.) Etcetera. ET caetera. Las demás cosas. (Para continuar la enumeración.) Quid. Que cosa. (Suele referirse al porqué de una cosa generalmente con el artículo “El Quid” de la cuestión.) Idem. Igualmente, lo mismo. (Lo anteriormente dicho.)… Entre otras muchas que utilizamos. Palabras como: Puella (niña),  nauta (marino), Incola (el habitante) laetitia (la laegría) Verbos como: Videre (ver), Flere (llorar), sedere (sentare), flectere (doblar)… Sustantivos como: fluminis (rio),  corpus (cuerpo), tempus (tiempo), lumen (luz), arbor, arboris (árbol) Adjetivos como: hic, haec. Hoc. (Este), iste, ista, istud (ese) Et Caetera, son solo un indicio de la potencialidad oculta de esta lengua.

Poco a poco vemos con entusiasmo como está reviviendo el deseo por estudiar lenguas clásicas, sólo en Estados Unidos se presentan cada año, al examen nacional de Latín más de 100,000 estudiantes. Esto según los datos de 2013 National Latin exam www.nle.org. Y el libro del escritor:  Wilfried Stroh El Latín ha muerto ¡Viva el Latín! Breve historia de una gran lengua, traducción de Fruela Fernández, prólogo de  Joaquín Pascual Barea, se ha convertido en un Best Seller.

Sin lugar a dudas para entender el presente y poder avanzar hacia el futuro es condición sine qua non conocer el pasado. Quiero agradecer al Centro de Lenguas (CELE) de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez quienes, dentro del marco de los cursos de CALIDAD imparten estos cursos. Un abrazo fraterno a nuestro maestro Dr. Alfonso Sotelo, a mis compañeros de clase: Alejandra Rodríguez, Miguel Olivas, Diego Cano, Alejandra Arenas, Connie Olivares, Consuelo Macías. Gracias a Bárbara Vázquez quien nos dio un espacio publicitario en la página cultural de la UACJ: muyjuarenses.com y de la cual invitamos a nuestros apreciables lectores a visitarla. Gracia Bárbara por las hermosas fotografías que nos tomó.

Finalmente quiero recordar que el estudio de lenguas clásicas nos ayudará a compilar y armonizar el vocabulario y conocimiento técnico científico, nos ayudará a reforzar la estructura de nuestra lengua: niveles léxico semántico,  sintáctico morfológico, fonético, nivel pragmático. Desarrollo de pensamiento crítico. Philippe Rosillon advirtió: “en una época en que la comunicación y la información son factores más decisivos no solo de “poder cultural”  sino de nuevo orden económico y político.”

Nota: esta fotografía pertenece a nuestra buena amiga Bárbara Vázquez, quien trabaja como reportera para la página cultural muyjuarenses, he aquí el contacto:  http://muyjuarense.com/2014/03/01/dia-de-la-lengua-materna-en-el-campus/

Te invito a conocerla. Gracias.
 

No hay comentarios: