Follow by Email

viernes, 28 de agosto de 2009

Solo el Pueblo Salva al Pueblo.


"Solo el pueblo salva al pueblo"


A dos meses de la felonía, el pueblo hondureño en todos los rincones del país se ha visto sacudido por paredes que hablan con fuerza, y aunque las vuelvan a pintar… vuelven a Hablar. Hasta los ojos más tiernos del ciudadano o la ciudadana recién nacido(a) perciben a nivel espiritual: indignación, malhumor, rabia, irritación, el hecho de que los explotadores nos sigan viendo como pobres diablos. En Honduras el aire tiene veneno y así como el humo de la tortilla recién salida del comal, así se asoman los anhelos de ser tratados como seres humanos…con distinción, con honorabilidad, caballerosidad, estimación y sobre todo con respetabilidad.

A dos meses de la perfidia, la resistencia popular está de una sola pieza, ha resucitado con una robustez de fiera, todos y todas nos juntamos hacia el centro como buenos gladiadores, aportamos ideas, corpulencia, firmeza, pétreo corazón… mientras se trazan los planos arquitectónicos de las posibles rutas, hacia la restitución del orden constitucional en el país. Planteamos dos rutas posible: "San José" y la Ruta de la resistencia que por razones obvias es secreta.

A dos meses de la trampa que nos jugaron los golpistas, la palabra conciencia nacional se nutre a cada paso que da la resistencia, ya sea por contagio, por patriotismo, cohesión, afinidad, atracción o simplemente analogía, en cualquiera que sea el caso, observamos con agrado como se unen poco a poco, más y más personas: médicos y enfermeras de la resistencia, abogados, diseñadores gráficos, estrategas de lucha, campesinos, garífunas, periodistas, historiadores, arquitectos, ingenieros, pulperos y pulperas, personas dedicadas a los oficios, vendedores en todos las gamas y colores, los poetas, narradores, ensayistas, gente de teatro, cantores, gremios de gay y lesbianas, incluso hondureños y hondureñas fuera del país aportan con ideas, y se organizan desde afuera.

A dos meses de la apostasía, la sostenibilidad y la creatividad de las personas de la resistencia es impresionante: Pelotones de cacerolas vacías, pelotones de pañuelos rojos, comités de los que dan agua, de los que dan una burra, un jugo de naranja, una mandarina, un aguacate, dátiles. Destacamentos de los motorizados, taxista, traileros, adultos mayores, niños y niñas, incluso mascotas con pañuelos rojos se suman a estos voceríos. Carros auto parlantes con música de la resistencia, caravanas por la tarde y noche.

A dos meses de la deslealtad, la resistencia tiene íconos de rectitud, nobleza, franqueza, confiabilidad, dignidad: la abuelita de la resistencia, doña Dionisia Díaz (quien a sus 75 años y con megáfono en mano, nos demuestra que es una quinceañera…no se rinde…no se cansa) y el Padre Tamayo, párroco de Salamá, Olancho, cree que hay que detener la destrucción del medio ambiente para preservar la vida de los seres humanos y el futuro de la región. Y en los medios de comunicación: Radio progreso, radio globo, canal 36 Cholusat sur.


A dos meses del Golpe de Estado en Honduras, seguimos luchando con coraje y garra para que todas y todos podamos tener una verdadera democracia participativa en todos los asuntos del país. Asunto que se respalda en el artículo 5 de la Constitución de la República de Honduras que establece: “El gobierno debe sustentarse en el principio de democracia participativa (...)”


Solo el pueblo salva al pueblo…

1 comentario:

Peggy Bonilla dijo...

La Poesìa tambien salva!

Un abrazo Mujer Poeta

Peggy Bonilla